Campamentos de verano, Fundación La Semilla

LAZOS DE AMISTAD Y APRENDIZAJE

Una linda iniciativa es la que Fundación La Semilla impulsa desde hace ya varios años con los campamentos de verano. Su actual director, Marcos Salinas “Tuko”, explica que cada verano se trae a niños de diferentes hogares hasta Casa Central en donde se les organiza actividades lúdicas y de aprendizaje.

“Este año trajimos a niños del hogar de la Fundación Refugo de Cristo, de un hogar de Quillota, Calera, Limache y del Hogar Casa Belén de Los Andes”.

Con cada hogar se trabaja un programa que tiene una duración de una semana y se recibe en cada oportunidad a aproximadamente 18 menores, cuyas edades fluctúan entre los 5 y 21 años.

“Es una instancia que para muchos de ellos es su única salida, e incluso la única oportunidad que tienen de vacaciones; por ende, para nosotros implica un gran aporte en términos del impacto positivo que genera esta iniciativa”.

Marcos comenta que dentro de las actividades que se les organizan hay talleres de cocina, noche de cine y de talentos. “Además se han realizado salidas al Observatorio de Ocoa, y a su vez, hemos recibido la visita de especialistas del lugar, con quienes hemos tenido la posibilidad de avistar estrellas”.

Salidas a terreno también se incluyen dentro del programa de actividades, entre las que se puede mencionar visitas a la Granja Educativa, a la Escuela de Surf Free Sport de Playa La Boca en Concón y al Centro Ecoecuestre.

“Cada vez que terminamos una jornada nos vamos con el corazón llenito de satisfacción, porque no solo estamos provocando un impacto positivo en estos niños, sino también es mucho lo que uno aprende de ellos. Se generan vínculos y lazos muy especiales”, agrega Marcos.

Fundación La Semilla entrega un especial agradecimiento a todos los voluntarios que cada año entregan su apoyo, y a los monitores Cristóbal Castro, Victoria Olivares, María de los Ángeles Villanueva y Doris Santander, encargada de administración, ya que gracias a la ayuda de cada uno de ellos es posible que este programa se concrete.

“Y terminando el mes de enero hago un balance positivo. Si bien aún estamos viviendo un período de pandemia en el cual hemos enfrentado una serie de restricciones, creemos que los resultados logrados han sido tremendamente positivos. Esto nos impulsa a seguir con más fuerza para continuar entregando lo mejor de cada uno y así hacer que esta actividad signifique que cada niño se lleve un lindo recuerdo”, señala finalmente Marcos

10 visualizaciones