Reinventándose en tiempos de confinamiento: Café y Restobar Camel Coffee de Tocopilla



Desde poco antes del confinamiento con motivo del Coronavirus, el Café y Restobar Camel Coffee se preparó para trabajar con entregas a domicilio (Delivery), modalidad con la cual hoy están al 100%. Asimismo, prontamente lanzarán su primera línea de café envasado que llevará el nombre de su emprendimiento (Camel Coffee), el cual se venderá en distintos formatos, a pedido.


Sin duda son tiempos difíciles para todos, especialmente para los emprendedores y pequeños empresarios que dependen de su propia gestión comercial y muchas veces de sus ventas diarias para obtener ingresos. No ha sido la excepción para Camel Coffee, quienes llevaban un poco más de un año con su café y restobar en el centro de Tocopilla, el cual se había convertido en un lugar de reunión para muchos, quienes además acompañaban dichos encuentros con las distintas especialidades de café que éste ofrecía.


“Cuando decretaron el cierre de los restaurantes, decidimos entregar el local y traer todos nuestros equipos para la casa. Hasta el momento hemos estado bien, estables. Si bien ha costado un poquito adaptarnos a esta nueva dinámica, no ha sido tanto, porque antes de tener el local comenzamos haciendo delivery, trabajábamos desde la casa, así que es similar al ritmo que llevábamos en nuestros primeros pasos. Repartimos en locomoción colectiva o a veces hay personas que ofrecen sus servicios para hacer los traslados”, cuenta Salvador Paredes, dueño de Camel Coffee, junto a su pareja, Carla Morales.


Asimismo, comenta que si bien las ventas han bajado, no es tanto el impacto por la reducción del costo en arriendo y las variables asociadas: “Son hartos los costos que hemos reducido, como la luz, el agua, y el internet”.


Respecto al público que más solicita la entrega de comida a domicilio, comenta que es muy variado: “los adolescentes son los que más piden waffles, y los adultos jóvenes piden tablas, sándwiches y pizzas”. En cuanto a los días de mayor demanda, cuenta que son las mismas fechas que antes de la crisis sanitaria, es decir a la quincena y a fin de mes.


Refiriéndose a si han debido pedir alguna ayuda estatal o privada para su negocio, señala que han gestionado la solicitud de crédito FOGAPE, y además postularán a la segunda versión del Programa “Reactívate” de Sercotec, ya que no lo hicieron a la primera ayuda post crisis social. “Con esto, pretendemos mitigar un poco el impacto económico que igual se arrastraba desde octubre”.



0 vistas

Manuel Rodríguez 4633, Hijuelas - Fono: (33) 227 1272 - fundacion@fundacionlasemilla.cl