top of page

RESIDENCIA SAN PATRICIO DE LIMACHE

Una semana de diversión fue la que tuvieron en Fundación La Semilla las niñas de la residencia San Patricio de Limache, momentos que aún recuerdan con gran alegría.

 

Su directora, María de la Luz Aranda, calificó al Campamento de Verano, en el que participó la residencia, como una actividad positiva y resaltó las  variadas actividades que se organizaron. “En el grupo estaba Berta, quien tiene discapacidad física. Con ella hubo bastante ayuda y empatía. Destaco el rol de los monitores, siempre atentos, preocupados, privilegiando el rol y el vínculo de la ETD con las niñas”.

 

“Además, respetaron el horario de comidas establecidos por las educadoras y las actividades se organizaban en torno a esto. No hubo involucramiento emocional respecto de sus historias personales, ni juicios respecto del trabajo de las ETD. Hubo un gran apoyo y las niñas no se aburrieron”.

 

La finalización del campamento generó emoción y tristeza en ellas. Y es que sus días en Fundación La Semilla de seguro se convertirán en momentos que recordarán por mucho tiempo.



13 visualizaciones

Komentarze


bottom of page